Protocolo de los organismos del Poder Judicial

Numero expediente 23695/09
Carátula PEREZ BARRIENTOS, DAVID DEL CARMEN C/ ALUSA S.A. Y OTRA S/ SUMARIO S/ INAPLICABILIDAD DE LEY
Fecha 30/11/2009
Número de sentencia 108
Tipo de sentencia D
Sentencia
///MA, 30 de noviembre de 2009.-
VISTO: Las presentes actuaciones caratuladas: “PEREZ BARRIENTOS, DAVID DEL CARMEN C/ ALUSA S.A. Y OTRA S/ SUMARIO S/ INAPLICABILIDAD DE LEY” (Expte. N° 23695/09-STJ), puestas a despacho para resolver, y - - - - - - - - - - - - - - - - - - - CONSIDERANDO: - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - El señor Juez doctor Víctor Hugo SODERO NIEVAS dijo: - - - - - -----1.- Mediante la sentencia obrante a fs. 199/204, la Cámara del Trabajo de la IIIa. Circunscripción Judicial con asiento de funciones en la ciudad de San Carlos de Bariloche hizo lugar parcialmente a la demanda y condenó a Alusa S.A. y a Prevención ART a abonarle al actor la suma liquidada al efecto en concepto de daño moral e intereses a raíz del accidente de trabajo sufrido por éste. Asimismo -y en lo que aquí interesa por ser motivo de agravio-, rechazó la acción en cuanto reclamaba indemnización por daño emergente, por lucro cesante y por pérdida de la chance.- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -----Para así decidir respecto de los rubros desestimados, la Cámara expresó que la Comisión Médica estableció el grado de incapacidad parcial y definitiva del actor en un 12,60%, mientras que la pericial médica realizada en el juicio, tomando en cuenta el baremo de la ley 24557, determinó una incapacidad del 6,06%. A partir de ello concluyó que, no habiéndose probado la existencia de un grado de incapacidad superior al establecido por la Comisión Médica, debía rechazarse el reclamo de la parte actora en cuanto pretendía que la aseguradora de riesgos le abonara una indemnización superior. En igual sentido, expresó que tampoco se había probado que al actor le hubiesen correspondido más días de licencia por enfermedad que los efectivamente otorgados, por lo que también debía rechazarse la demanda en cuanto reclamaba salarios caídos por licencia por enfermedad.- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -----En otro orden, enfocado el análisis a la luz de las normas del derecho común (arts. 1109 y 1113 del Cód. Civ.), la Cámara/ ///-2- expresó que la incapacidad sobreviniente se encontraba suficientemente reparada con la indemnización establecida en la Ley de Riesgos ya percibida por el actor, teniendo en cuenta que los importes que establece la LRT no se diferenciaban de los que se hubieran fijado para determinar el daño emergente por incapacidad aplicando el derecho civil. En cuanto al lucro cesante -equivalente a los salarios caídos- expresó que, como ya se había dicho, no encontraban sustento en las constancias de la causa. Finalmente manifestó que, para un soldador, el hecho de haber sido operado de los meniscos, no justificaba el otorgamiento de una indemnización por pérdida de la chance -entendida como la posibilidad de obtener otro trabajo-, la que tampoco resultaba evidente.- - - - - - - - - - - - - - - - - - -----2.- Contra lo así decidido, la parte actora interpuso recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley a fs. 285/289 vlta., que fue declarado admisible por el Tribunal de grado a fs. 310/311.- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -----En sustento de la pretensión recursiva articulada, la impugnante sostiene que el a quo omitió sentar el criterio por el cual entiende que el daño emergente se encuentra debidamente reparado con la indemnización abonada por la ART y simplemente hizo referencia a su ya suficientemente analizada jurisprudencia. En tal sentido, se agravia porque la sentencia no trata el modo de cuantificación propuesto por su parte, basado también en doctrina y jurisprudencia sobre la materia, lo que -a su entender- le causa un perjuicio irreparable aun cuando el porcentaje de incapacidad determinado judicialmente es el mismo que el determinado por la Comisión Médica, es decir, 12,60%.- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -----En cuanto al lucro cesante, manifiesta que la sentencia de Cámara confundió este rubro con el reclamo por salarios caídos. Concretamente, sostiene que peticionó el lucro que dejó de percibir desde el despido hasta el dictamen de la Comisión Médica, ganancia que el actor habría percibido si no hubiera // ///-3- sufrido el accidente.- - - - - - - - - - - - - - - - - -----3.- Ingresando en el tratamiento del primero de los agravios planteados, habré de comenzar señalando que éste parte de una premisa incorrecta, cual es afirmar que el porcentaje de incapacidad determinado judicialmente es el mismo que el determinado por la Comisión Médica. Por el contrario, la simple lectura de la sentencia permite advertir que, si bien en sede administrativa se estableció el porcentaje de incapacidad del actor en el 12,60%, la pericial médica realizada en el juicio redujo esa estimación al 6,06%; a partir de ello la Cámara concluyó en que, no habiéndose probado la existencia de un grado de incapacidad superior al establecido por la Comisión Médica, debía rechazarse el reclamo de la actora en cuanto pretendía que se le pagara una indemnización superior.- - - - - -----Teniendo en cuenta el procedimiento de cálculo \"lineal\" tal como fue aplicado por la actora en su demanda, que consiste en multiplicar la remuneración anual del trabajador (doce meses más SAC) por los años restantes para alcanzar la edad jubilatoria y por el porcentaje de incapacidad correspondiente (en este caso, el dictaminado en sede judicial), se obtiene un resultado ($ 9100 x 12 x 0,0606 = $ 6617,52) que no difiere mayormente -incluso es algo inferior- del efectivamente abonado por la ART según recibo de fs. 48 ($ 6699,12).- - - - - - - - - -----Aplicando otro modo de cálculo, tal como la conocida “fórmula Vuoto”, desarrollada en un fallo de la Sala III de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo del 16.06.78, recaído en los autos “Vuoto, Dalmero v. AEGT Telefunken”, también se llega a un resultado menor al ya abonado.- - - - - - -----Como se recordará, “Vuoto” consiste en una fórmula financiera que posibilita determinar un capital (C) que, colocado a una tasa de interés compuesto (i), le permite al trabajador damnificado retirar mensualmente un importe equivalente al desgaste del sueldo que verosímilmente puede ocasionarle el porcentaje de incapacidad que detenta durante //
///-4- el tiempo de vida que le resta hasta el momento de lograr el derecho a la jubilación (n), momento en el cual el referido capital queda agotado por los retiros mensuales efectuados hasta ese momento.- - - - - - - - - - - - - - - - - -----Precisamente, los datos que permiten despejarla serán la remuneración anual (A), la cantidad de años que le faltan a la víctima para cumplir 65 años (n), la tasa de interés compuesto anual del 6% (i) y el porcentaje de incapacidad laboral, además de un componente, el Valor Actual (Vn), que se obtiene del siguiente modo: Vn = 1 / (1 + i)n .- - - - - - - - - - - - - - -----En consecuencia, y en mérito a lo expuesto, la fórmula comúnmente denominada “Vuoto” es la siguiente:- - - - - - - - -
C = A x (1 - Vn) x 1 x % de incapacidad
i-----En el caso de autos, la remuneración anual (A) es de $ 9.100 ($ 700 x 13); el valor (n) -teniendo en cuenta que el damnificado tenía 52 años al momento del infortunio- es igual a 13 (ello surge de restar dicha edad al número 65), y el valor actual (Vn) es 0,4688390222. Luego, el cociente 1 / (i) será 16,666667 (1 / 0,06) y la incapacidad del orden del 6,06% de la T.O. Concluyendo, de acuerdo con este procedimiento de cálculo, el capital que le hubiera correspondido al actor habría sido igual a $ 9.100 x (1 - 0,4688390222) x 16,666667 x 0,0606, lo que hace un total de $ 4.881,90.- - - - - - - - - - - - - - - - -----Llegado a este punto, no puede soslayarse considerar lo que surge del fallo “Méndez”, también de la Sala III (del 28.04.2008), que recoge las críticas formuladas por la Corte en “Arostegui” (Fallos 331:570, del 08.04.08) y readapta la doctrina de “Vuoto”, a la que introduce los siguientes cambios: -----a) En lo que hace a la edad tope con la que se aplica la fórmula, introduce una modificación elevándola de 65 a 75 años, teniendo en cuenta el fin de la “vida útil” de la víctima, y que la presupuesta merma de salario que el trabajador sufre como consecuencia de su incapacidad laboral se reflejará, en //
///-5- la etapa pasiva, en su haber previsional.- - - - - - - - -----b) A partir de la crítica de “Arostegui” acerca de “que la fórmula congela el ingreso de la víctima”, estima que aproximadamente a los 60 años de edad el trabajador medio ha culminado su desarrollo laboral y su ingreso se halla estabilizado hacia el futuro; en consecuencia, el “ingreso a computar” resulta de multiplicar el ingreso actual por 60 y dividirlo por la edad (tope de 60 años).- - - - - - - - - - - - -----c) Reemplaza la tasa de interés empleada en la fórmula original (6% anual) por la que la propia Corte adoptó en el fallo “Massa” (27/12/2006), para los contratos de depósitos pesificados celebrados con entidades financieras, del 4% anual no capitalizable, pero sin advertir que además ello iba ajustado con el índice CER, mientras que en la causa \"Longobardi, Irene y otros\" (del 18.12.07), en que se trataba del cumplimiento de un mutuo hipotecario entre particulares superior a los doscientos cincuenta mil dólares, mandó aplicar la fórmula del esfuerzo compartido y en ese caso la pesificación fue uno a uno y el interés se fijó en el 7,5% anual. En síntesis, se trata de soluciones particulares para situaciones derivadas de la emergencia pero no para indemnizar.- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -----En este sentido, preferimos mantener la tasa del 6% que se sustenta en criterios de estabilidad cuando se trata de fijar indemnizaciones sobre la base de cálculos probabilísticos proyectados a largo plazo -en el caso, veintitrés años-, ya que es imposible concebir un país que no refleje en su economía estos parámetros de normalidad. De lo contrario, subiendo o bajando la tasa o computando las habitualmente usadas (activa, pasiva o mix) se llega a resultados disvaliosos o fuera del marco de la realidad, lo que se genera por el cambio de criterio para cada tipo de créditos, máxime cuando -como en este caso- se utilizan fórmulas de la matemática financiera para establecer los valores en que se fijará la ///
///-6- indemnización.- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -----Es preferible recurrir siempre a tasas de normalidad cuando se trata de fijar los intereses a largo plazo, porque no es bueno que los jueces sustituyan al legislador ni que se construya una solución para cada causa diferente, aunque se trate de un crédito que -como en este caso- goza de un régimen especial de aseguramiento, ya que también para los que tienen que pagar el riesgo el interés no puede constituirse en un factor de imprevisibilidad.- - - - - - - - - - - - - - - - - - -----En esta dirección se ubica el análisis económico del derecho, justamente para evitar cambios de criterio o soluciones que tornen imposible establecer los costos reales en el marco de una economía de emergencia, con la consecuente imprevisibilidad de las resoluciones judiciales, sobre todo cuando se trata de reparar daños, como ocurre en el presente caso.- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -----La razonabilidad de la tasa del 6% responde a criterios tradicionalmente usados en nuestro país para períodos de estabilidad y receptados jurisprudencialmente, tal como ocurrió con el precedente \"Vuoto\", lo que conduce a reafirmar una vez más que, después de la ley, la jurisprudencia es la principal fuente del Derecho del Trabajo.- - - - - - - - - - - - - - - - -----Aplicando estos nuevos parámetros se llega a un resultado que, si bien algo superior [$ 10.500 x (1 - 0,26179726) x 16,666667 x 0,0606 = $ 7.828,64], no proyecta una diferencia respecto de la suma ya abonada al trabajador por la ART con entidad suficiente como para justificar la habilitación de la instancia extraordinaria pretendida.- - - - - - - - - - - - - - -----4.- En cuanto al segundo agravio, la recurrente pretende que se incluyan como lucro cesante los salarios que el trabajador dejó de percibir desde el despido hasta el dictamen de la Comisión Médica.- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -----Al respecto, la sentencia de Cámara expresó: \"Al trabajador se le otorgó toda la licencia que prescribieron ///
///-7- los médicos para su recuperación y tratamiento, habiendo sido despedido cuando fue dado de alta. Nada tiene que ver si se le había o no determinado el grado de incapacidad, porque no existe razón alguna para que permanezca de licencia hasta que se expida la comisión médica [n]i tampoco correspondía licencia porque tuviera un grado de incapacidad determinado [...] Entonces, la demanda ha de ser rechazada también en cuanto reclama el pago de salarios adeudados\" (fs. 201).- - - - - - - -----La claridad del razonamiento expuesto por la Cámara exime de mayores comentarios. Al respecto baste señalar que, según tiene dicho este Superior Tribunal, \"[l]os agravios carentes de fundamentación concreta y razonada permiten al Superior Tribunal de Justicia mencionar esta circunstancia, fundarse en ella y remitirse a los correspondientes argumentos del fallo de la anterior instancia... (art. 215 y ss. C.P., Ley K 4199) indicando la cuestión y su conclusión que tienen plena eficacia ante los agravios del recurrente que resultan insuficientes para refutarlos\" (cf. Se. Nº 27/09 STJRNSP).- - - - - - - - - - -----5.- En mérito a las razones que anteceden, corresponde declarar inadmisible el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley interpuesto por la parte actora a fs. 285/289 vlta. de las presentes actuaciones. Con costas.- - - -
El señor Juez doctor Alberto I. BALLADINI dijo:- - - - - - - -----Adhiero a los fundamentos del colega que me precede y VOTO EN IGUAL SENTIDO. - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
El señor Juez doctor Luis A. LUTZ dijo:- - - - - - - - - - - - -----Atento a la coincidencia de los votos precedentes, ME ABSTENGO de emitir opinión (art. 39 de la L.O.).- - - - - - - -
-----Por ello,
EL SUPERIOR TRIBUNAL DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA
R E S U E L V E:
Primero: Declarar inadmisible el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley interpuesto por la parte actora a fs. 285/289 vlta. de las presentes actuaciones. Con costas.- - -///
///-8- Segundo: Registrar, notificar y oportunamente devolver.-

VÍCTOR H. SODERO NIEVAS -Juez-
ALBERTO I. BALLADINI –Juez-
LUIS A. LUTZ -Juez en abstención-

ANTE MI: GUSTAVO GUERRA LABAYEN -Secretario-

TOMO: III
SENTENCIA: 108
FOLIO N°: 877 a 884
SECRETARIA: 3
Saltar a contenido

¡CSS Válido!

 
 

Poder Judicial de Río Negro